Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +

Walt | Noticia: Las empresas buscan candidatos polivalentes, que sepan ajustarse a su necesidad de transformarse y adaptarse a los cambios del mercado

94 645 92 58

 
 

Las empresas buscan candidatos polivalentes, que sepan ajustarse a su necesidad de transformarse y adaptarse a los cambios del mercado

Entrevista a Fabiola Alonso (Consultora en WALT HR)

Las

• Nuestra consultora y experta en selección de personas, Fabiola Alonso, detalla los pasos que deberán seguirán las empresas para adentrarse en esta 'nueva realidad' con el mejor capital humano.

• Para gestionar los cambios será necesario realizar un diagnóstico de la organización y que todo el equipo cuente con la información necesaria para acompañar esta transformación.

 

En un momento en el que podemos hablar ya de post pandemia, surge la siguiente reflexión al respecto: ¿Cómo se debe gestionar el retorno de las empresas y los trabajadores a la nueva realidad laboral? Parece que hemos dejado atrás el confinamiento y que poco a poco, estamos volviendo a la normalidad que teníamos hace un año. Por tanto, ahora más que nunca es importante reflexionar en torno a esta vuelta a la normalidad.

Hemos hablado con Fabiola Alonso, consultora en Walt HR y experta en selección de personas, quien nos ha explicado los aspectos más importantes en la gestión de este retorno a la actividad laboral bajo un nuevo paradigma y la importancia de contar con perfiles polivalentes, que cuenten con las habilidades y conocimientos que demanda el mercado laboral en este momento.

¡No os pierdas la entrevista!  

 

¿Cuáles son los primeros pasos que debe dar una empresa a la hora de llevar a cabo este retorno a la nueva normalidad?

La situación que hemos vivido durante el último año ha provocado que prácticamente todas las empresas se hayan visto afectadas no solo en términos de ingresos, si no a nivel organizacional. Ante esta situación, hay 3 pasos fundamentales que deben dar ahora las compañías si quieren garantizar su estabilidad y el éxito en los próximos meses. El primero de es el diagnóstico de su situación actual, el segundo es la redefinición de objetivos y el tercero la estrategia a seguir en base a estos objetivos.

Lo que estamos viendo ahora es que no sirven las planificaciones de años anteriores porque nos enfrentamos a una situación completamente nueva, y sin precedentes. Una situación que obliga a reorganizar las empresas, los equipos de trabajo, la manera de comunicarse con el empleado, con los clientes… Todo ello requiere de un diagnóstico nuevo en el que analicemos todas las áreas de la compañía y nos demos cuenta de dónde estamos, qué áreas han sido las más afectadas durante la pandemia, si ha cambiado nuestro valor diferencial y hacia donde nos dirigimos tanto en el corto como en el largo plazo. Formación interna, adaptabilidad, actualización de competencias…

 

¿Qué deben tener en cuenta las plantillas de trabajadores/as en este nuevo contexto?

La preocupación las empresas respecto a las competencias de su capital humano apunta en varias direcciones: En primer lugar, las empresas buscan flexibilidad debido a que muchas de ellas están cambiando, se están modernizando, sobre todo hacia la digitalización. Contrariamente a lo que ocurría hace años, un empleado no permanece en un mismo puesto de trabajo durante toda su carrera, sino que cambia, evoluciona y aprende nuevas funciones. Por tanto, ahora se buscan perfiles más polivalentes, con predisposición y facilidad para adaptarse a los cambios y voluntad para enfrentarse a los nuevos desafíos.En segundo lugar, se requieren profesionales con iniciativa y con capacidad para anticiparse a los acontecimientos.

Hoy en día, las empresas valoran mucho más contar con personas autónomas, de las que no tengan que hacer un seguimiento constante. Buscamos ahora candidatos/as capaces tomar decisiones por sí mismos/as, sin necesidad de disponer de apoyo de terceros.En tercer lugar, creo que otro aspecto fundamental es la gestión el tiempo en el ámbito profesional. La calidad no es incompatible con la rapidez y es una cualidad muy valorada. Hablo de trabajadores que sepan lidiar con situaciones de estrés, presión y unos tiempos de ejecución concretos. Igualmente, el candidato perfecto debe saber diferenciar entre las tareas urgentes frente a las tareas prioritarias y actuar en consecuencia. Es decir, cuando hablamos de urgencia lo asociamos al tiempo mientras que la prioridad está más ligada a la consecución de los objetivos.  

 

¿En qué grado es importante contar con un equipo que sea polivalente? 

Creo que es muy importante. Dado que muchas empresas han visto reducidas sus plantillas debido a la pandemia, el equipo que se mantenga ahora y que permita la subsistencia de la compañía deberá ser polivalente en términos de responsabilidad. Esta es la única forma de asegurar un grupo de trabajo que se ajuste a la necesidad de seguir avanzando mientras se vuelve a la situación previa a la crisis sanitaria. De hecho, muchas organizaciones están en pleno desarrollo de lo que conocemos como planes de polivalencia, en los que analizamos los puestos actuales que existen en la empresa y cómo optimizarlos al máximo. 

 

¿Qué papel juega el teletrabajo en esta nueva normalidad donde ya no se considera obligatorio, sino un componente más de lo que llamamos ‘salario emocional’? 

Está claro que el teletrabajo ha favorecido el desarrollo de entornos de trabajo inteligentes que han contribuido a aumentar la autonomía del empleado. Ahora los/as trabajadores/as eligen el dónde, cuándo, cuánto y de qué forma trabajan, lo cual influye enormemente en su productividad. Ya era una tendencia al alza, pero la pandemia lo ha acelerado muchísimo. Y con ello se ha convertido en una de las políticas de salario emocional más aplicada en los procesos de selección de personal en determinadas áreas profesionales, sobre todo en el ámbito digital.  

Igualmente, esta extensión del trabajo en remoto está fomentando la creación de equipos de trabajo cada vez más deslocalizados y diversos culturalmente. Estos grupos suelen estar liderados por empleados más seniors, autónomos y vinculados a la empresa de forma temporal para guiar estos equipos con el fin de aportar su experiencia y conocimientos para cumplir un objetivo completo.